Breve historia del Aloe Vera

Historia del Aloe VeraLa palabra “aloe” deriva del árabe “alloeh” y significa: “la sustancia amarga brillante”; la palabra “vera” proviene del latín y significa: “verdadera”. Durante la época antigua, esta variedad era considerada el más eficaz producto medicinal. No se sabe el tiempo que se reconoce como planta medicinal. Una de las aplicaciones farmacéuticas, más antiguamente registrada, se puede encontrar en una tablilla sumeria de arcilla del año 2100 a.C, pero hay informes de dibujos de la planta en las antiguas paredes de templos egipcios desde el año 4000 a.C.

 

Los jesuitas españoles trasladaron el aloe desde el continente africano al Nuevo Mundo, probablemente a la isla de Barbados, desde la que procedería su nombre científico, aloe barbadensis alrededor del 1.590.

El aloe se conoce en cada país con diferentes nombres. En China se llama “Lu Hui”, en Rusia “Staletninc”, en Japón “Itza Irasu”, en México “Sábila”, en Portugal “Barbadensis”, en Estados Unidos “Aloe Vera” y en España “Aloe”.

Pertenece a la familia de las liliáceas y esta relacionado con otros miembros como el lirio, ajo, cebolla, puerro, nabo, las pitas y muchos más.

La hoja de la planta del Aloe está compuesta de tres partes: la piel, compuesta de una parte externa que es cerosa y otra interna. La aloína, que tiene un color amarillo-verdoso, es laxante, irritante y tiene sabor amargo. Y la pulpa o gel, que es la mas interna, transparente e insípida, que usamos para zumos, jugos y otros muchas soluciones.